Somos Campeones del Mundo

Somos Campeones del Mundo

Ya han pasado unos días desde que España ganara el Mundial de Fútbol, así que este artículo no se escribe desde la euforia.

Aprovechando la situación, voy a establecer algún que otro paralelismo entre el equipo español y el mundo empresarial.

Los que saben de esto del fútbol dicen que los cimientos de esta selección vienen de los tiempos de Cruyff y la llamada “Naranja Mecánica”, selección holandesa de los años 70. Se dice que ese estilo de juego se transmitió al F.C. Barcelona y de ahí ha pasado a formar parte del juego de la selección.

El Barcelona ha desarrollado una cantera en la que todas las categorías juegan con el mismo estilo del primer equipo. Dicen que quien siembra, recoge y es este caso parece que es así.

Tracemos aquí el primer paralelismo con la formación dentro de la empresa y la promoción interna. Tener la posibilidad de crear tu propio equipo con personas que tienen la misma filosofía de trabajo y la formación adecuada es algo que, por su importancia, debería ser tenido en cuenta por las empresas. La implicación de la persona formada “en casa” pasa por ser mucho mayor y de mejor calidad que la de alguien “fichado” de fuera.

El equipo español ha demostrado, además, no ser un grupo de personas desarrollando una tarea, sino un grupo de “amigos” que disfrutan trabajando juntos. El mantener buena relación con tus compañeros estimula la participación y el esfuerzo grupal.

El trabajo compartido se lleva mucho mejor. En ese sentido las ayudas internas y el saber entender que cada uno tiene sus cualidades dentro del equipo es fundamental. En realidad esto no es tan sencillo, pero existe un libro llamado “Fish” que os puede ayudar en la gestión de vuestros equipos de trabajo (y en vuestra vida personal también). Para el que no lo haya leído lo recomiendo, se lee en una tarde pero te hace pensar durante días.

Otro de los paralelismos es el trabajo duro. ¿Alguien se fijó en las caras de cansancio de los jugadores al ser cambiados o al acabar el partido? Estaban agotados del gran esfuerzo físico realizado para y por el equipo. Una nota aquí: Nunca hay que confundir el trabajar duro con el trabajar mucho, eso lo veremos en algún otro artículo.

El estilo de juego es otra de las cosas en las que nos podemos fijar. El equipo español tiene porcentajes de posesión de balón muy altos. La idea detrás de esto no es complicada, “si nosotros tenemos el balón ellos no…” y esto que parece de Pedro Grullo igual no lo es tanto.

Si tenemos un cliente (nuestro balón) y lo sabemos tratar (pases inteligentes y bien dirigidos) será más complicado que el cliente se vaya a la competencia. Si ya tenemos el balón ¿para qué lanzarlo fuerte, lejos y sin criterio? Cuidemos el balón y nuestro juego, y ellos cuidarán de nosotros. Los clientes serán nuestro mejor equipo comercial… y gratis.

El estilo de juego es eso, un estilo, no significa que no pueda cambiar en casos puntuales con jugadores o tácticas distintas pero tenemos que tener uno bien definido. De esta forma todo el mundo sabe a qué jugamos y es más fácil el participar e integrarse para “los nuevos”, porque ya sabrán cómo jugamos… ¿No ocurre lo mismo en las empresas? Debemos tener claro que hemos de tener una estrategia ganadora pero que también ser capaces de cambiarla en momentos puntuales y necesarios sin que eso la desvirtúe en absoluto.

Figura aparte es la del entrenador, esa persona que mantiene al grupo unido, que utiliza los recursos en sus manos y los administra para obtener los mayores resultados. En la empresa lo llamamos directivo.

Y así podría estar mucho más rato pero no es el objetivo de este artículo. En resumen:

  • . Equipo, equipo y equipo… no individuos que trabajan juntos.
  • . Constancia.
  • . Inversión en formación.
  • . El balón siempre con nosotros.
  • . Trabajo bien hecho.
  • . Saber qué y por qué se hace (comunicación de objetivos).
  • . Buenos dirigentes (liderazgo).

No parece complicado, ¿verdad?

Nota: Ya sé que ahora es fácil hablar después de haber ganado el mundial, pero ¿hay que celebrarlo de alguna forma no? Desde aquí mi homenaje a los Campeones del Mundo.

Modificado el 9 de abril de 2016

Pocos días antes de la revisión del artículo moría Johan Cruyff por una afección pulmonar. Descanse en paz.

Todavía sin comentarios, comienza la conversación

Participa en la conversación

Uso de cookies

La ley española me obliga a decirte que este sitio web utiliza cookies que ayudan a una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando el uso de las mencionadas cookies así como nuestra política al respecto. Sí, quiero