“Siempre lo Hemos Hecho Así”

Decía Jose Antonio la semana pasada, como comentario a mi artículo ‘Los 5 ¿Por qué?’ lo siguiente:

Creo que se te ha olvidado decir que, como causa raíz, no sirve: “es que siempre se ha hecho así…”.

Como le respondí, era algo que llegué a escribir cuando preparaba el artículo pero decidí no incluirlo para poder escribir un poco más acerca del tema del conformismo en las empresas al evaluar un proceso de trabajo o a la hora de que aparezcan ‘problemas’.

Lo común es que, cuando se empieza en un nuevo trabajo directivo o se pasa a dirigir un grupo de personas, se tenga una pequeña charla, más o menos formal, para conocerse y tener una primera toma de contacto.

Yo he tenido la ocasión de dirigir a grupos y en todas estas reuniones introductorias les he pedido, entre otras cosas, que nunca la respuesta a una de mis preguntas fuera: “Es que siempre lo hemos hecho así…” cuando les preguntara acerca de un proceso de trabajo, un problema o cualquier otra circunstancia.

Y lo he hecho por varias razones, las más importantes son estas tres:

  • . Porque todo tiene una razón de ser, hacer las cosas “porque sí”, no es la mejor forma de actuar.
  • . Porque las frases que empiezan por “es que…” me suenan a excusa y yo no necesito, (ni quiero), escuchar excusas, si no hechos y circunstancias.
  • . Por las implicaciones que hay detrás de una respuesta así:
  • .. “No tengo interés en mi trabajo”.
  • .. “A mí no me pagan por pensar”.
  • .. “No me hago responsable de lo que estoy haciendo”.
  • .. “Las cosas no se hacen como se debería, si no como es costumbre hacerlas”.
  • .. “No estoy interesado en conseguir una mayor eficiencia”, etc

De cada una de ellas podría escribirse un libro pero no es el objetivo aquí. Bastará con decir, por ahora, que muchas veces estos comportamientos vienen dados por una mala gestión, actual o anterior, del grupo o de los individuos que lo componen por separado.

Me explico: cuando alguien nos dice que a él/ella no le pagan por pensar es porque, en la mayoría de los casos, ha tenido una experiencia en la que su superior se lo ha dicho (o lo ha insinuado), estableciendo entonces la política del mínimo esfuerzo, del “no voy a hacer nada más que lo que me manden porque, si no, voy a tener problemas”.

Parece un contrasentido que, en plena era de la comunicación global, haya tan poca comunicación interna en nuestras empresas.

Yo, personalmente, no estoy demasiado de acuerdo con las filosofías que promulgan que los fallos y problemas han de ser bien recibidos, ya que implica que estamos haciendo algo mal, pero sí deberíamos hacerlos trabajar en nuestro beneficio, aprendiendo de ellos y teniendo un espíritu de hacer las cosas mejor. Cómo ya nombré en mi artículo de ‘Los 5 ¿Por qué?’: no busquemos culpables busquemos soluciones.

Otra cosa a tener en cuenta es la falta de motivación que se da en muchas empresas, donde no existe la figura del directivo que implica a su equipo en la mejora continua. La falta de implicación con la empresa es consecuencia, normalmente, de no saber explicar qué rol tiene cada persona, y aquí me refiero a todas, desde el director general a la persona que limpia la oficina, en la dinámica de la empresa. De esto hablaremos en otro artículo.

Si las cosas se hicieran como siempre, yo nunca hubiera tenido este ordenador, nadie podría leer este blog, no habría televisión… Seguramente ahora estaría en el huerto de mis abuelos maternos o cuidando el ganado de la familia de mi padre…

Como conclusión del artículo les propongo este texto que encontré en Anecdonet:

Un grupo de científicos metió cinco monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y, sobre ella, colgado del techo, un montón de bananas.

0017siemprelohemoshechoasi
Mono en Jaula (@David Yebra, flickr)

Cuando un mono subía la escalera para agarrar las bananas, los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre los que quedaban en el suelo.

Después de algún tiempo, cuando un mono iba a subir la escalera, los otros lo agarraban y hasta le agredían para impedirle subir y así evitarse el agua fría.

Pasado algún tiempo más, ningún mono subía la escalera, a pesar de la tentación de las bananas.

Entonces, los científicos sustituyeron uno de los monos. Lo primero que hizo el nuevo fue subir la escalera, siendo rápidamente bajado por los otros.

Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo ya no subió más la escalera. Un segundo mono fue sustituido, y ocurrió lo mismo. El primer sustituto participó con entusiasmo de la paliza al novato. Un tercero fue cambiado, y se repitió el hecho.

El cuarto y, finalmente, el último de los veteranos fue sustituido. Los científicos se quedaron entonces con un grupo de cinco monos que, aún cuando nunca recibieron un baño de agua fría, continuaban golpeando a aquel que intentase llegar a las bananas.

Si fuese posible preguntar a algunos de ellos por qué le pegaban a quien intentase subir la escalera, con certeza la respuesta sería: “No sé, las cosas siempre se han hecho así…”

Seamos un poco más listos que los monos… ¿Sí…?

Modificado el 6 de febrero de 2017

6 Comentarios

  • ritta

    Hola,
    Respiro entre líneas cierta etiqueta de conformismo hacia España en tus palabras, es justamente en estos momentos donde las personas con ideas tienen oportunidades increíbles.
    Cuando sostienes sobre la cultura de “que lo inventen otros” ha sido perjudicial para España, discrepo en eso, en estas épocas de globalización la figura es otra, claro q si vas a hacer una copia burda, ahí si hay problema, pero copiar y mejorarla esa ha sido el plan de acción de los países que se han etiquetado de “emprendedores”, han “emprendido” una copia y se atribuyen ese conocimiento.
    No tienes que agradecer, no es para tanto, estos temas se me hacen interesantes y me agradan los intercambios de ideas.
    Obvio que si tengo que aportar, cuenta con mi comentarios y el google que me haga recordar que esto existe.
    Saludos.

    • Hola Ritta,

      No podría estar más de acuerdo contigo. He consultado la palabra crisis, porque sé que en otros idiomas tiene otro significado y he encontrado que los signos para escribir crisis en japonés son dos, uno que indica peligro; y el otro que indica oportunidad.

      Mi crítica respecto al modelo español, que también estoy de acuerdo que está cambiando, es que aquí sólo se copiaba, nunca tuve la sensación de que se mejoraba nada, simplemente se utilizaba lo que estaba ahí, tal cual. Como dices el mundo digital lo ha cambiado todo y lo que antes era axioma ahora es una mera especulación.

      Países, ahora muy avanzados, como Japón, basaron parte de su éxito en 'copiar mejorando' y les funcionó.

      Parece mentira, pero una vez que abres tu mente a la innovación y a la creación de nuevas ideas/conceptos, es imposible volver atrás. A mí lo único que se me ocurre es mostrar, desde mi humilde posición, a la gente que me rodea lo gratificante que es desarrollar cosas nuevas de la nada.

      De nuevo gracias por tu comentario Ritta.

  • Gracias por tu comentario Ritta,

    Sí, creo que tienes razón, simplemente ‘paradigma’ no es una de las palabras que suelo utilizar en mi vocabulario de todos los días (para bien o para mal).

    Yo creo, por mi experiencia, que cuando haces que alguien empiece una tarea desde cero, y por lo tanto sin poder caer en el “siempre lo hemos hecho así”, y valoras sus respuestas de una forma justa y sin juicios de valor, lo que se obtiene es una inmediata implicación de esa persona con la empresa y con la tarea a realizar.

    Digo lo de los juicios de valor porque esa persona puede, o no, tener los conocimientos necesarios para llevar la tarea a cabo. La persona que encarga la tarea debe saberlo, o por lo menos intuirlo, de forma que prevea que será necesario apoyar en algún momento y debe estar preparado para ello… Funciona, de verdad…

    No sé de donde me escribes, pero la cultura del “que inventen otros” ha hecho mucho daño aquí en España, no se tiene mentalidad de emprendedor para el bien de la empresa, pensando que los beneficios de hacer bien nuestro trabajo repercuten únicamente en que el jefe tenga mejor o peor automóvil (aunque a veces sea así).

    De nuevo gracias por tu comentario, lo guardaré con cariño, al ser el primero de alguien que no es amigo mío. Espero la primera de muchas más…

  • Ritta

    Hola,
    Esto tiene que ver mucho con romper “paradigmas”, me extraña que no lo hayas mencionado, hay paradigmas que resultan propios del aprendizaje cultural que tenemos y otros que simplemente nos es fácil asumirlos y seguirlos practicando porque nos “ahorramos pensar”.

  • Sí, a veces nuestro conformismo es el problema en realidad, es mucho más fácil hacer lo que ya hicieron otros y que sabemos, que al menos, funciona.

    Las ganas de la gente de crear cosas nuevas y de arriesgarse es algo que las empresas no llegan a aprovechar, aunque siempre hay empresas, como Google, donde incentivan estos comportamientos.

    Saludos y gracias por tu comentario.

  • Meli

    y como bien has dicho en el post anterior, es fundamental entender que esto aplica para todos los ámbitos de nuestra vida. así que a ver si dejamos a un lado tanto ego y tanto talibanismo … a darnos menos importancia, a jugar un poco y a ponernos en duda! no necesitamos el siempre.

Participa en la conversación

Uso de cookies

La ley española me obliga a decirte que este sitio web utiliza cookies que ayudan a una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando el uso de las mencionadas cookies así como nuestra política al respecto. Sí, quiero