Seis Sombreros para Pensar

Basada en la capacidad del cerebro humano de pensar a través de unos caminos determinados y de los que podemos servirnos, esta técnica fue desarrollada por Edward de Bono y lo que nos propone es un método para aprender a pensar de una manera más eficaz.

¿Qué son los Seis Sombreros?

Cada sombrero es una representación de un estilo diferente de pensamiento:

. Sombrero Amarillo: representa el pensamiento positivo, el punto de vista optimista que nos permite ver los beneficios de una decisión futura o el valor de una decisión ya tomada.

. Sombrero Negro: es la contrapartida del amarillo, ya que nos apunta hacia los problemas que pueden derivar de la decisión a tomar. Es el sombrero del juicio, la cautela y la lógica. Nos ayuda a ver por qué las cosas no funcionan, a ver nuestras debilidades para poder corregirlas, eliminarlas o, al menos, estar preparados para cuando lleguen.

. Sombrero Verde: la creatividad. Es el estilo que nos ayuda a conseguir soluciones alternativas, diferentes e incluso alocadas a los problemas propuestos. No hay lugar para las críticas en esta forma de pensamiento.

. Sombrero Blanco: hechos, datos y números. Aquí nos centramos en la información disponible, sin interpretarla, para ver que podemos aprender de ella.

. Sombrero Rojo: es el sombrero de los sentimientos y la pasión. Nos ayudará a comprender cuál será la reacción de otras personas a nuestra decisión. Permite exponer una intuición sin tener que explicarla.

. Sombrero Azul: es el que controla a todos los demás y al propio proceso de pensamiento, el de la visión de conjunto. Decide qué sombrero es el que debemos utilizar en cada momento.

Beneficios de la herramienta (entre otros muchos)

. Permite la expresión de sentimientos mediante el sombrero rojo.
. Cada participante queda expuesto a varias formas de pensamiento.
. Propone una metodología útil y fácil de asimilar.
. Reuniones más productivas (y seguramente más divertidas).
. Atención focalizada en el tema a tratar sin desviaciones de ego, competitividad entre participantes, etc.
. Flexibilidad: no es necesario utilizar todos los sombreros en la misma sesión, proporcionando, así, sólo los resultados buscados.
. Propone unas ‘reglas de juego’ para expresar distintos tipos de opiniones.

Flexibilidad

Volviendo al tema de la flexibilidad, podremos utilizar los sombreros de forma distinta dependiendo del momento y de las circunstancias, para alcanzar una meta concreta.

Por ejemplo:

  • Para las ideas iniciales utilizaremos los sombreros Azul, Blanco, Verde y Azul.
  • Para identificar soluciones el Azul, Blanco, Negro, Verde
  • Etc…

El método de los seis sombreros podría ser incluso utilizado para explorar el problema, desarrollar unas alternativas y seleccionar, finalmente, una solución satisfactoria.

Cómo la hacemos funcionar

Esta herramienta puede desarrollarse dentro de un juego de rol, en el cual los participantes se intercambian los sombreros, bien físicamente o en sentido metafórico. Los sombreros son más efectivos cuando los cambiamos de vez en cuando ya que fomenta la creatividad y el pensamiento lateral.

Para desarrollar un tema por completo se recomienda el utilizar todos los sombreros por turnos, prestando atención a que, cuando se hace en grupo, todos los participantes deben utilizar el mismo sombrero al mismo tiempo. Esto aumenta la efectividad del método ya que no permite la posibilidad de opiniones encontradas, por lo que crea una sensación de idea compartida.

Para individuos utilizando la herramienta la única regla importante es la de no mezclar formas de pensamiento y no saltar de un sombrero a otro sin orden.

La recomendación para el sombrero rojo es que se limite el tiempo a 30-60 segundos para asegurarnos de que la respuesta es de verdad instintiva. Para los demás, unos cuantos minutos deberían ser suficientes.

El séptimo sombrero

Existe un séptimo sombrero, no desarrollado por Bono, que nos habla de un sombrero que representa a la experiencia y a lo aprendido en el pasado. Se habla de un sombrero rosa y verde con topos azules…. Lo pongo como reseña de lo que hay por ahí, pero creo que es complicar un poco las cosas sin razón.

Mi propio sombrero

A estos seis (siete) sombreros yo le añadiría otro. Éste:

0011seissombrerosparapensar
Octavo sombrero, @tkcnyc (flickr)

“Las prisas son siempre malas consejeras”. Mi octavo sombrero sería el de tomar las decisiones tranquilamente, con calma y sin la presión del tiempo. Para ello será bueno planificar por adelantado y seguir, después, el plan establecido.

Para completar…

Aquí os dejo un video de los chicos de Hune TV:

Modificado el 13 de abril de 2016

Todavía sin comentarios, comienza la conversación

Participa en la conversación

Uso de cookies

La ley española me obliga a decirte que este sitio web utiliza cookies que ayudan a una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando el uso de las mencionadas cookies así como nuestra política al respecto. Sí, quiero