El Directivo Funambulista

En este mundo hay muy pocas leyes fundamentales, una de ellas es que todo depende; depende de las circunstancias, del grupo con el que trabajes, del dinero que puedas gastar… siempre depende y, si no tenemos en cuenta el entorno, podemos tomar una mala decisión.

El directivo funambulista ha de ser tajante y flexible a la vez; en ocasiones ha de ser optimista y motivar al grupo y al rato ser realista y frenarlo, trabajar en grupo o ser autónomo…

A veces tiene que hablar y dirigir, otras callar y escuchar. Pensar en las grandes líneas del proyecto o poder llegar a ese mínimo detalle cuando se necesita.

Cada día sobre el cable y a varios metros de altura, todo un ejercicio de equilibrio y concentración.

Eso es parte del atractivo de ser directivo precisamente, el que cada momento exige algo distinto de ti, que se aprende cada día de la gente que tienes alrededor.

La clave, como en otras muchas cosas, es la de ser consistente. Que todas las decisiones sean tomadas teniendo el objetivo final en mente y que esas decisiones sean justas con el grupo, con la empresa y consigo mismo.

Un directivo que hoy argumenta a favor de algo y mañana lo hace a favor de lo contrario o que no trata a todo el mundo de la misma forma y es injusto, pierde su credibilidad y el respeto de su equipo.

El directivo ha de ser consecuente con sus decisiones, responsable para asumir sus errores y los de su equipo pero manteniendo en todo momento la motivación propia y la de las personas a su cargo. Pedir hacerlo siempre con una sonrisa puede que sea demasiado, aunque nunca se ha registrado, que yo sepa, una muerte por sonreír.

Ana San Roman siempre dice que “El sentido común es el menos común de los sentidos“, y no le falta razón. Quitando las decisiones puramente técnicas, el directivo debe tomar sus decisiones “de todos los días” con grandes cantidades de sentido común.

También es muy importante el saber con que herramientas se cuenta para la dirección: capacidad de recompensa o sanción, formación propia y del grupo, ambiente laboral, de ellas iremos tratando también en el blog.

Modificado el 10 de abril de 2016

Participa en la conversación

Uso de cookies

La ley española me obliga a decirte que este sitio web utiliza cookies que ayudan a una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando el uso de las mencionadas cookies así como nuestra política al respecto. Sí, quiero