¿Buena o Mala suerte?

Encontré esta historia en el libro ‘Vivir sin Jefe’ de Sergio Fernandez.

Es un cuento extraído de “Sadhana, un camino de oración” de Anthony de Mello y dice así:

Érase una vez un anciano que tenía un caballo para labrar la tierra y poder cultivar su campo. Un día, el caballo escapó a las montañas. Cuando los vecinos del anciano se acercaban para darles las condolencias y lamentar su desgracia, el anciano les dijo: “¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe? “.

Una semana después, el caballo volvió con una manada de caballos salvajes; tantos que aquella miserable finca paso a ser una de las que más animales poseía. Entonces los vecinos felicitaron al anciano por su buena fortuna. Este respondió de idéntica forma: “¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe? “.

Cuando el hijo del anciano intentó domar uno de aquellos caballos salvajes, cayó y se rompió la pierna. Todo el mundo consideró eso como una desgracia. No así el anciano que se limito a decir una vez más: “¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe? “.

Una semana más tarde, el ejercito entró al poblado y fueron reclutados todos los jóvenes que se encontraban en buenas condiciones. Cuando vieron al hijo del anciano con la pierna rota, lo dejaron tranquilo.

¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?…

Buena o mala suerte
Caballo (@Ronaldok, flickr)

A mí me ha dado mucho que pensar…

Modificado el 6 de abril de 2016

Participa en la conversación

Uso de cookies

La ley española me obliga a decirte que este sitio web utiliza cookies que ayudan a una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando el uso de las mencionadas cookies así como nuestra política al respecto. Sí, quiero